martes, 27 de julio de 2010

Cambio de cadena de la Keeway Superlight

La cadena de la moto se desgasta y se estira, y su vida útil puede variar entre los 35.000 y 45.000 Km si es de primera calidad, o 15.000 a 20.000 Km si es genérica. Hay otros factores que aceleran este proceso como falta de mantenimiento, exceso de carga, tensión errónea, o la conducción tipo deportiva, con demasiados cambios, etc. En todo caso, y llegado el punto que está tan estirada que se corre el riesgo de que se pueda salir, o que ya no agarra ajuste, entonces hay que cambiarla.
Para reemplazarla, se deberá escoger el mismo tipo original, o de otra marca superior si es posible. En el caso de la Keeway Superlight, se deberá reemplazar por el mismo modelo 428-H. Yo compré la EK 428-H reforzada, de fabricación japonesa.

Instrucciones en la parte trasera.
El proceso de cambio de la misma, es bastante sencillo, pero aprovecharemos la oportunidad para hacerle mantenimiento a todo el sistema de transmisión, y a la cadena que estamos desmontando, la cual nos puede servir como repuesto en una emergencia.
Lo primero que debemos hacer, es asegurarnos de tener todas las herramientas necesarias para realizar el trabajo debidamente. Lo segundo, es subir la moto a su caballete (soporte, burro) central. Otro punto importante, es que, si se está cambiando la cadena por exceso de desgaste, entonces se deberán cambiar también la corona trasera y el piñón delantero. Esto queda a criterio de cada usuario. Hay una forma de comprobarlo y es la forma de la punta de los dientes. A medida que se desgastan adquieren forma de crestas de olas.
Comenzamos por desmontar la tapa del piñón delantero, resaltada en amarillo en la imagen inferior. Tiene solo 2 tornillos que la sujetan. Tendremos cuidado de reponer los tornillos que saquemos en su mismo sitio para evitar que se pierdan. Algunas veces se usan unos tornillos más largos que otros por lo que no es conveniente cambiarlos de posición.
Esto es lo que veremos al quitar la tapa del piñón delantero. En ese punto se acumula gran cantidad de sucio mezclado con grasa.
Primero que nada, se le hace una limpieza al motor para eliminar todo el sucio posible y dejarlo impecable.

Yo uso spray limpiador de motores. Se aplica a toda el área primero, luego se deja actuar por unos 5-10 minutos, y se enjuaga con agua ayudado por una brocha. Soplamos y secamos con un trapo limpio.

¿Se nota la diferencia?. Ahora podemos trabajar cómodamente.

También limpiaremos la goma anti-ruido por la que se desliza la cadena.
Y finalmente limpiaremos la corona trasera. Debemos tener mucho cuidado, ya que algunos productos de limpieza de grasa tienden a manchar permanentemente el acabado del ring (llanta), por lo que debemos protegerlos con plásticos antes de su aplicación.

Ahora, se afloja el eje central de la rueda trasera.

Luego se aflojan las 2 tuercas de ajuste de la cadena del lado derecho.
Y finalmente se aflojan las 2 tuercas de ajuste del lado izquierdo. Movemos la rueda trasera hacia adelante lo más que se pueda.

Detalle de posición de las llaves.

Ahora debemos desarmar la cadena vieja. Así luce la cadena ensamblada vista de arriba.
Primer paso para desarmarla: sacar el retén de seguridad del eslabón maestro. En algunos casos, con solo empujarlo hacia atrás, este se soltará. NOTA IMPORTANTE: La parte cerrada del retén deberá quedar mirando hacia adelante (en el sentido de rotación de la cadena).

Una vez sacado el retén de seguridad, se retira la placa lateral.

Ahora sacamos el eslabón maestro. La cadena queda suelta.

Al sacar el eslabón maestro, la cadena queda libre.

Así debe lucir todo el sistema: limpio, antes de su engrase e instalación.
Para armar la cadena nueva, se deberán seguir las instrucciones impresas en la caja, ya que el procedimiento podría ser diferente según el tipo de retén que tenga la nueva cadena; ahora, si se va a montar el mismo tipo, sencillamente hay que hacerlo todo en el mismo orden, pero de atrás hacia adelante.

MANTENIMIENTO RUTINARIO DE LA CADENA.
Si se hace el siguiente procedimiento cada 500 Km, tendrás cadena de por vida.
Para hacerle mantenimiento a la cadena vieja, y guardarla para casos de emergencia, se procede de la siguiente manera:
Se coloca la cadena sucia dentro de un envase metálico.
Se sumerge en gasolina para que disuelva todo el pegoste de grasa y polvo acumulados. Se le va pasando la brocha hasta que la gasolina se sature de sucio; se bota la gasolina sucia, y se cambia por gasolina limpia.
Se repite el proceso hasta que ya no bote más sucio. Ahora se limpia el envase, y se le pone queroseno. Se sumerge la cadena en queroseno, y se le vuelve a pasar la brocha para que el queroseno penetre todos los cilindros y rincones. La razón del uso de queroseno en esta etapa, es porque este producto es muy aceitoso, lo que elimina cualquier residuo que haya podido quedar de la gasolina, a la vez que se inicia la lubricación de la cadena.
Ahora vertemos aceite de motor limpio (o con el menos uso posible) en un envase metálico donde colocaremos la cadena limpia, y calentamos el aceite para que éste pueda penetrar por todos los rincones de la cadena.
Una vez hecho esto, se cuelga la cadena sobre el mismo envase para que vaya goteando todo el exceso de aceite. Luego se seca con un trapo, y se procede a su lubricación y guardado en un empaque plástico. En uno de los extremos se le colocará el eslabón maestro completamente armado para evitar que se extravíe.
Para garantizarme varios aspectos importantes como son el evitar la corrosión y garantizarnos una buena lubricación a fondo, uso Fórmula Marina en spray en esos puntos con tendencia al óxido, así como un lubricante de cadena a base de silicón para evitar que se le pegue demasiado sucio.